Foto-principal
mayo 11, 2017

División de Seguridad Pública realizó seminario internacional sobre políticas de drogas

“Políticas de drogas: seguridad, narcotráfico y crimen organizado” fue el nombre del seminario que reunió como expositores a representantes de la Subsecretaría del Interior, del Ministerio Público, de Carabineros de Chile, de la Policía de Investigaciones e invitados internacionales de América Latina.

Más de 200 personas participaron del seminario internacional organizado por la División de Seguridad Pública de la Subsecretaría del Interior, que se realizó en el salón auditorio del Edificio Moneda Bicentenario.  La actividad tuvo por objetivo abrir un espacio de discusión del estado actual de la persecución del tráfico de estupefacientes y las políticas de drogas, junto con actualizar los conocimientos sobre modelos regulatorios.

La apertura fue encabezada por el subsecretario del Interior (s), Luis Correa Bluas, y contó con la presentación del jefe de la División de Seguridad Pública, Eduardo Vergara, quien destacó la importancia de tener políticas públicas sensatas que traten tanto la oferta como la demanda de drogas y donde las personas puedan decidir qué relación tienen con éstas.

“Ya no es momento de continuar con consignas, trabas morales, tabúes ideológicos y dejando la evidencia de lado. No podemos separar los debates de oferta y demanda sólo porque a algunos les incomoda. El trabajo que estamos realizando junto a las policías, Fiscalía, el ISP, SENDA, el SAG y otras organizaciones ha demostrado cómo la capacidad de organización y coordinación puede dar paso a políticas más efectivas. Mano dura con los más duros, traficantes y quienes lucran con la producción de drogas; pero un enfoque sensato para la demanda”, dijo Vergara.

0T6A0057

En su intervención, Vergara destacó el enfoque nacional que hoy tiene el Plan Nacional Contra el Narcotráfico, el que entendiendo los efectos sólo de políticas sobre territorios puntuales, ha servido para desarrollar estrategias nacionales que han dado pie a grandes coordinaciones. Además, destacó el trabajo que se ha llevado adelante en lo que respecta a cultivos regulados, ya que Chile se encuentra a la vanguardia de esto, al incluir a instituciones tan diversas como el SAG, el ISP y las policías en el diseño de protocolos que contemplan la seguridad para el cultivo y cosecha de cannabis para fines de investigación.

Tras la apertura, el seminario se estructuró en dos grupos: un módulo denominado “Éxitos y fracasos de las estrategias de reducción del tráfico de drogas en el mundo”, que contó con las exposiciones del Coronel de Carabineros Esteban Díaz; del Comisario de la Policía Federal de México, Nazario Martínez; del experto en política de drogas y ex Vice Ministro boliviano, José Carlos Campero; y del experto en criminología de la Universidad Católica de Perú, Jaris Mujica.

El segundo panel abordó la jurisprudencia, doctrina y práctica en investigaciones de tráfico de estupefacientes. Fue moderado por el abogado Juan Pablo Hermosilla y expuso el Director de la Unidad Especializada de Tráfico Ilícito de Estupefacientes y Sustancias Sicotrópicas de la Fiscalía Nacional, Luis Toledo y el Coordinador de Investigaciones y Litigio Estratégico de la Región CABA de la Procuraduría de Narcocriminalidad, Matías Álvarez, de Argentina. En este panel se discutieron los alcances y obstáculos que tiene la normativa en materia de persecución del tráfico de drogas.

La actividad finalizó con el panel “Investigación patrimonial para desbaratar bandas organizadas”, que fue moderado por el Director de la Unidad de Análisis Financiero, Javier Cruz y contó con las exposiciones de Ana Linda Solano, ex Directora de la Policía Económico Financiera de la Fiscalía General de la Nación en Colombia; Mauricio Fernández, Director de la Unidad Especializada en Lavado de Dinero, Delitos Económicos y Crimen Organizado de la Fiscalía Nacional y el subcomisario Luis Pérez de la Brigada Investigadora de Lavado de Activos de la Policía de Investigaciones de Chile. Aquí se destacó la importancia de desarrollar indicadores e incentivos para que las policías realicen este tipo de investigación y se presentó un modelo de trabajo al respecto.