1426431917_auno499293
enero 17, 2018

Gobierno condena ataque a carabinero y atentados incendiarios contra iglesias y propiedad privada en el sur del país

El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, condenó los ataques y señaló que “las policías están trabajando en los sitios del suceso apenas ocurrido estos repudiables hechos”. Durante la preparación de la venida del Papa Francisco a Chile, se establecieron coordinaciones especiales con los fiscales para agilizar la realización de este tipo investigaciones.

Como hechos de máxima gravedad, calificó el Gobierno los hechos de violencia ocurridos esta noche en el sur del país, luego que desconocidos balearan a un carabinero y realizaran diversos ataques incendiarios a iglesias y helicópteros.

Por estos hechos, el Gobierno –a través de las intendencias del Biobío, Araucanía y Los Ríos- presentarán querellas por los delitos de incendio establecidos en el Código Penal. En tanto en el caso de un ataque a efectivos policiales ocurridos en la comuna de Victoria, la acción legal invocará el delito de homicidio frustrado a Carabinero.

El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, condenó los ataques y señaló que “las policías están trabajando en los sitios del suceso apenas ocurrido los repudiables ataques en contra de carabineros, iglesias y helicópteros. Durante la preparación de la venida del Papa, establecimos coordinaciones especiales con los fiscales, de modo de poder realizar con la mayor precisión y rapidez posible este tipo de investigaciones”.

La autoridad de gobierno también señaló que “la sociedad chilena en su conjunto debe condenar estos gravísimos hechos, que atentan contra la tolerancia y creencia de millones de chilenos. Afortunadamente la convocatoria que ha tenido la visita del Papa contrasta con estas minorías, que buscan reivindicaciones a costa de hechos violentos. Hemos sido insistentes que ese no es el camino”.

Los hechos por los que el gobierno se querellará son los incendios en contra las capilla y colegio en Collipulli; las parroquias católicas  en Victoria (Araucanía) y Panguipulli (Los Ríos), una iglesia evangélica en Ercilla (Araucanía); y por la quema de tres helicópteros que combaten incendios forestales en Curanilahue, Región del Biobío.